El libro ‘Una pasión predominante. Crítica de artes visuales’ de José Zalaquett y editado por Pablo Chiuminatto como parte de la Colección Arte y Cultura de Ediciones UC, recoge las notas de crítica de artes visuales que José Zalaquett publicó en dos medios chilenos, las revistas Capital y Qué Pasa, entre 1997 y 2003. Casi 250 textos, todos breves, que muestran hasta dónde llegaba esa pasión por conocer, dialogar y tomar posición frente a las obras de las artes visuales en José Zalaquett, un abogado que cumplió un papel destacado en la defensa de los derechos humanos en Chile.

Estas columnas, según el columnista Rodrigo Pinto, tienen valor por varios motivos: “El primero es que están muy bien escritas. No solo correctamente: denotan también un estilo seguro que no esconde ni sus preferencias ni la acidez de la crítica cuando algo no lo parece bien. Cada una es una pequeña lección de cómo situarse frente a un objeto con elegancia y rigor”, dice.

“El segundo es que retrata la efervescencia de la escena artística chilena en ese breve período a caballo entre dos siglos. Es una obra de referencia importante y viva, un retrato fidedigno de las tendencias y perspectivas que cerraban una era y abrían la siguiente. Y tercero, es mucho más que eso también. En esos seis años están presentes varias generaciones de artistas plásticos -algunos ya desaparecidos-, lo que amplía su alcance hacia una frontera mucho más amplia, la de las artes visuales chilenas en su conjunto, ya sea por retrospectivas de artistas de otras épocas o por la capacidad de Zalaquett de insertar cada artista en el marco de la tradición”.

“Una pasión predominante” es la expresión con que el mismo José Zalaquett definió su extensa relación con las artes visuales en la última columna en que publicó como crítico, la Revista Capital en 2003. Solo una pasión así puede dar vida a la voz que aparece en estas páginas.