Alrededor de doscientas personas se conectaron para presenciar y escuchar el lanzamiento virtual vía Zoom y Facebook Live de la undécima edición del libro ‘Derecho Penal. Parte general. Tomo I’ de Enrique Cury, académico de Derecho UC y uno de los penalistas más importantes de Chile. La obra fue publicada por Ediciones UC y se encuentra disponible en formato papel y digital aquí.

Una undécima edición es motivo de celebración no solo porque implica vigencia en sus contenidos a lo largo del tiempo, en este caso como un aporte a las diferentes generaciones de abogados, sino también porque transmite un factor de cambio y adaptación del pensamiento, algo que caracterizaba a Cury, según plantearon los panelistas de este encuentro virtual, Alex Van Weezel y Claudio Feller, profesores de Derecho Penal de la UC. Esta, además, es una nueva edición particular: ha sido publicada a siete años del fallecimiento de su autor, quien alcanzó a revisarla y actualizarla directamente. Consciente de su enfermedad, acudió a sus discípulos para que terminaran la obra y ese es el resultado presentado ahora: un libro contundente, con notas de Feller y María Elena Santibáñez- editores y discípulos de Cury-, adecuado a las reformas introducidas en la legislación chilena desde noviembre de 2012.

Alex Van Weezel destacó la dimensión didáctica de Enrique Cury. Como su alumno, comentó que el penalista se caracterizaba por hacer clases amenas en donde planteaba profundas reflexiones que impulsaban a que los alumnos pensaran por sí mismos. “Gracias a este libro, esto trasciende las aulas”. También comentó el contexto en que esta obra fue publicada por primera vez. “La política durante las décadas del ’70, ’80 y ’90 fue dura. Durante esos años se discutía poco y el material era escaso, por eso los trabajos publicados durante ese periodo tienen especial mérito. En este sentido, para los estudiantes de Cury este libro fue como una bocanada de aire fresco”, dijo.

Seguidas sus palabras, Claudio Feller explicó la importancia que tiene esta obra para el desarrollo del Derecho Penal chileno. “Se aparece una obra de un autor que falleció hace varios años y que no es una reimpresión”. En esta línea, comentó que Cury contribuyó significativamente a la dogmática de Derecho Penal desde dos ámbitos: la doctrina y en la jurisprudencia, durante los años en que fue Ministro de la Corte Suprema. “Don Enrique tenía la más profunda convicción de que uno de los deberes esenciales era estar continua y permanentemente estudiando, reflexionando y muchas veces reformulando su pensamiento para el provecho de sus alumnos y de las futuras generaciones. Esto explica el que cambiara tanto de pensamiento pues no tenía problema para adoptar posturas diferentes”.

Finalmente, y de manera espontánea, María Elena Santibáñez compartió palabras con los participantes. Se dirigió especialmente a los familiares de Enrique Cury y a sus alumnos, muchos presentes en el encuentro virtual, y dijo que lo que más le apasionaba a su maestro era enseñar. Las diferentes posiciones y teorías que tuvo fueron modificándose junto con las ediciones de esta obra. En ello su especial valor. El encuentro finalizó con emoticones de aplausos.

Compra el libro en formato papel o digital aquí.