En esta cuarta edición (2019) de la compilación y edición castellana de los escritos más relevantes de Emilio Betti relativos a la hermenéutica, interpretación jurídica y principios generales del derecho (de 1948, 1955 y 1959), Alejandro Vergara, académico de la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Chile, ofrece algunos breves desarrollos para captar la relevancia de estos aportes de Betti a la Teoría del derecho.

Emilio Betti (1890-1968) constituyó sin lugar a dudas el más notable y famoso jurista italiano del siglo XX, cuya huella en la batalla por el método jurídico ha quedado marcada por tres esenciales aportes: el primero, y el más significativo, fue su teorización de la hermenéutica general; luego, su esfuerzo por introducir esa teorización general dentro del método jurídico; y en fin, sus posiciones dirigidas a observar la construcción histórica de un derecho vivo, en permanente construcción por las sociedades de su tiempo, las que le causaron vivas polémicas con autores contemporáneos. Esos tres aspectos aparecen destacados especialmente en los textos recogidos en esta compilación.

A continuación, publicamos el Prólogo de esta obra:

“Hace algunos años, en 1991, en el Congreso Emilio Betti e l’interpretazione, delineando un cuadro de la difusión internacional del pensamiento bettiano, pude notar la profunda recepción en el área ibérica de Betti como romanista y civilista.

Tal difusión ha sido favorecida in specie por las traducciones de los trabajos fundamentales sobre el negocio jurídico, sobre las obligaciones en derecho civil y sobre la interpretación de la ley y de los actos jurídicos; además, a partir de una serie de ensayos de Betti publicados en revistas españolas, portuguesas y latinoamericanas; y, en fin, como resultado de la persistente actividad de enseñanza en tantas universidades de aquellos países, lo que continuaba Betti con el magisterio

impartido en la Università di Roma, con resguardo a un numeroso grupo de valiosos jóvenes que, al retorno a su patria, eran destinados a menudo a prestigiosas carreras académicas.

Y es apenas necesario destacar cómo, junto a aquella de jurista haya también aflorado fuertemente la relevancia del gran estudioso de la hermenéutica, cuyo pensamiento, por otra parte, ha sido necesariamente tomado y estudiado en el italiano original (y en las igualmente originales versiones alemanas).

Por lo tanto, solo ahora, gracias a la bien organizada antología fundada en el apasionado cuidado de Alejandro Vergara es posible acercarse también en español, a la hermenéutica jurídica bettiana en su mayor contexto teórico, garantizándole una difusión más amplia, pero sobre todo una eficaz puesta en marcha por su destinación académica y por la evidente participación intelectual que esta traducción demuestra.

De ahí que, luego de haber escuchado infinitas veces las lecciones de Betti, a partir de lo cual siento un conocimiento y familiaridad con sus escritos que dura ya más de medio siglo, y además por no ser del todo ignorante de la lengua a la cual Alejandro Vergara traduce ahora su pensamiento, pienso pues que legítimamente puedo afirmar que esta es una traducción bettianamente exitosa.”

Roma, marzo de 2006.

Giuliano Crifò

Catedrático de Derecho Romano Facultad de Jurisprudencia

Università degli Studi di Roma “La Sapienza” (Italia)

Libro disponible en formato papel y digital aquí