Ante la presencia de familiares, amigos, académicos, alumnos y destacados juristas, se realizó la presentación del libro 'La responsabilidad contractual. Causa y efecto de los contratos y sus obligaciones', obra escrita por el profesor del departamento de Derecho Privado de la Facultad de Derecho UC, Enrique Alcalde.

La ceremonia, realizada en el Aula Magna Manuel José Irarrázaval, fue inaugurada por el decano Derecho, Gabriel Bocksang, y la Directora de Ediciones UC, María Angélica Zegers, mientras que la presentación de la obra estuvo a cargo del profesor de Derecho Civil, Víctor Vial del Río.

El Decano Bocksang reconoció la labor del autor quien complementa su labor académica con el ejercicio libre de la profesión y destacó que “lo que hace el profesor Alcalde es dar un ejemplo maravilloso de compromiso con el mundo universitario, de compromiso con la búsqueda de la verdad, porque él, además de sus múltiples actividades, le ha consagrado muchísimas horas de trabajo y reflexión a un libro que sin duda será de consulta obligatoria”.

María Angélica Zegers, por su parte, agradeció al autor la confianza depositada en Ediciones UC para publicar su libro y lo felicitó “por el indudable aporte que significa para la enseñanza del Derecho Civil en los cursos de pregrado, que será también una invaluable ayuda para docentes, profesores, abogados y muchos otros profesionales que se relacionan con esta rama del Derecho”.

El profesor Víctor Vial, en tanto, hizo un recorrido por los temas que desarrolla Alcalde en el libro como la teoría general del contrato, la imprevisión, el abuso del derecho o los efectos de los contratos, así como también el análisis que presenta respecto de instituciones que tradicionalmente han sido tratadas en artículos especializados, como la declaración unilateral de voluntad, la simulación, el fraude a la ley, el deber del acreedor de mitigar los daños, entre otros.

En suma, concluyó Vial, “solo una lectura detenida de la obra permitirá apreciar que este libro constituye un verdadero tratado de gran necesidad y utilidad en la literatura jurídica nacional y en donde encontrarán respuestas para muchas de sus inquietudes”.

Por último, el autor de la obra reflexionó en torno a la buena fe como principio fundamental y condición previa para que el ordenamiento jurídico cumpla a plenitud la función que le es propia. “Si no hay buena fe, los contratos no cumplen a cabalidad con la misión de evitar controversias y, por tanto, el derecho, como tarea del abogado, se envilece; lo que debiera estar al servicio de la justicia deviene en una palestra funcional para la impunidad de la tabla”.

“Desde mi punto de vista, la buena fe es una elección que hay que hacer permanentemente a lo largo de la vida y que, desde luego, no depende de qué tan bondadoso sea o no el natural de una persona”, sentenció el profesor Alcalde.

Créditos: Derecho UC