¿Por qué es necesario indagar específicamente sobre la relación entre el cristianismo y los derechos humanos? En primer lugar, según el autor, es una exigencia de la inserción de la Iglesia, como comunidad creyente, en el debate político social contemporáneo, caracterizado por la omnipresencia de los derechos humanos como categoría conceptual.

En segundo lugar, el problema de la fundamentación de los derechos humanos es todavía un problema filosófico acuciante y para nada carente de actualidad. Con independencia de las estrategias que se usen para justificarlos, exigen estructuralmente una fundamentación, de lo contrario, serían solo derechos positivos justificados únicamente por su existencia en al aparato jurídico nacional o internacional.

Finalmente, dice que los católicos deben preguntarse por el lugar que ocupan los derechos humanos en la Doctrina Social de la Iglesia. Ante este deber, la presentación del libro ha reunido a Ángela Vivanco, Ministro de la Corte Suprema y académica UC de Derecho Constitucional, y a Victoria Díaz, ex Encargada de Comunicaciones y Relaciones Públicas DE la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, quien compartió con los asistentes su sentido testimonio.

El libro, como las palabras de las presentadoras, aseguraran(ron) que la defensa y promoción de los derechos humanos son parte esencial de la misión de la Iglesia.