Validez de evaluaciones educacionales en Chile y Latinoamérica’ (2019, Ediciones UC), editado por Jorge Manzi, María Rosa García y Sandy Taut, fue comentado por el Secretario Ejecutivo de la Agencia de Calidad de la Educación, Daniel Rodríguez, y por la Directora Ejecutiva de Educación 2020, Alejandra Arratia, el miércoles 8 de enero en Casa Central de la Pontificia Universidad Católica de Chile. En esta nueva obra están reflejadas las principales pruebas en uso en Chile: Simce, PSU, ERCE, PISA, TIMMS, SEPA, además de las pruebas para profesionales como Eunacom, para los médicos, las de la carrera docente y el portafolio de la Evaluación Docente.

Las mediciones son herramientas centrales en la política educacional e inciden fuertemente en la opinión que los ciudadanos se forman respecto del sistema educativo. En toda la región se han desarrollado capacidades técnicas para diseñar, implementar y utilizar los resultados de las evaluaciones, a las que –además- se les ha otorgado usos cada vez más amplios, que tienen alto impacto a nivel individual, institucional y nacional. En este contexto, la pregunta fundamental que busca responder este libro es: ¿la información que ofrecen las evaluaciones tiene la calidad suficiente para que estas interpretaciones y usos propuestos sean útiles y defendibles?

Inspirado en estándares internacionales sobre medición y evaluación educacional, esta obra -editada por los especialistas en medición del Centro MIDE UC, Jorge Manzi y María Rosa García, y por la Directora Alterna de la Agencia de Calidad del Ministerio de Educación de Bavaria, Alemania, Sandy Taut-, ilustra esfuerzos que se han realizado en varios países para validar distintos tipos de evaluaciones educacionales, desde mediciones tradicionales de aprendizaje de los estudiantes, pasando por recientes mediciones de aspectos no cognitivos, evaluaciones de docentes, y pruebas de certificación y selección. Adicionalmente, el libro recoge la experiencia de estudios de validez en torno a los principales programas internacionales que tienen presencia en Latinoamérica, como PISA, TIMSS, ERCE, ICCS.

“Está dirigido a tres destinatarios, principalmente: los tomadores de decisiones de políticas públicas, con el propósito de generar conciencia de lo esencial que es que todo programa de medición educacional se instale con una agenda de investigación sobre la validez de sus pruebas. En segundo lugar, el libro está destinado a los usuarios de sistemas de medición –establecimientos escolares, directivos, docentes, sostenedores- de manera de que puedan estar más informados y ser más críticos acerca de la información que reciben sobre las evaluaciones. Y el tercer destinatario son los profesionales de las ciencias sociales que se están formando, especialmente en áreas relacionadas con educación, para que puedan dimensionar en qué consiste la nueva definición de validez y de qué forma la pueden integrar a las decisiones que toman en su vida profesional”, dice Jorge Manzi.

Durante la presentación del libro se desarrolló un panel moderado por Xavier Vanni, investigador del Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE) de la Universidad de Chile, en el que participaron Daniel Rodríguez, Secretario Ejecutivo de la Agencia de Calidad de la Educación, y Alejandra Arratia, directora ejecutiva de Educación 2020.

En la ocasión, el secretario ejecutivo de la Agencia de Calidad de la Educación valoró el libro como un insumo importante para que los equipos profesionales de la Agencia, a cargo de la agenda de evaluaciones, puedan integrar una agenda de investigación en torno a la validación de las mismas. Por su parte, Alejandra Arratia, Directora Ejecutiva de Educación 2020, destacó que el libro demuestra que cada uno de los usos de las mediciones debiese tener un respaldo, y que su lectura permite tomar distancia de la tentación de sobrecargar de usos a las mediciones, dado que distorsiona las evaluaciones, sus puntajes y sus usos.

Comprar el libro aquí.