En una solemne ceremonia encabezada por el Rector de la Universidad Católica, Ignacio Sánchez, fue presentado el libro editado por el profesor emérito y Ex Presidente de Conicyt, José Miguel Aguilera, y el actual Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, el cual fue comentado por Bruno Philippi, Ex Presidente de la Sofofa, y Laura Pérez, académica del Departamento de Astrofísica de la Universidad de Chile.

La presentación fue convocada por la Vicedecana de Ingeniería, Loreto Valenzuela, el Director de Clapes UC, Hernán de Solminihac, y la Directora de Ediciones UC, María Angélica Zegers.

Debido a la atractiva e innovadora temática del libro, a la ceremonia asistió el Presidente de la República, Sebastián Piñera, el Ministro de Salud, Emilio Santelices, el senador Guido Girardi y el diputado Jorge Alessandri, entre otras autoridades de gobierno. Asimismo, se presentaron embajadores de diversas naciones, alcaldes, rectores de otras casas de estudio, investigadores y empresarios.

El Rector comenzó agradeciendo a los editores y reconociendo la importancia del enfoque transdisciplinario del libro. También mencionó algunos aportes de la Universidad en el plano de la investigación, lo cual asoció al concepto de “laboratorios naturales”. Por ejemplo, se detuvo en el trabajo de investigación realizado en la estación experimental de Alto Patache, ubicada en la Región de Tarapacá, en donde académicos UC han trabajado sobre los avances de los sistemas de energía solar y las condiciones climáticas.

Bruno Philippi, en tanto, reconoció los esfuerzos de esta publicación e hizo hincapié en el desafío pendiente que considera tiene Chile en el campo científico: habló sobre la importancia de la formación científica local, del rol fundamental que juegan los profesores en cuanto a despertar la capacidad de asombro de los niños, y de la necesidad de generar más y mejores oportunidades, por ejemplo, mediante fondos concursables.

Acto seguido, Laura Pérez compartió con los presentes su experiencia personal como científica investigadora y docente, y afirmó que se debe -y puede- replicar lo que se ha hecho en el área de la astronomía en otros espacios de la ciencia. También propuso fomentar la búsqueda de nuevos laboratorios naturales, más allá de los que menciona el libro.

La ceremonia finalizó con palabras de los editores. José Miguel Aguilera mencionó algunas de las ventajas comparativas únicas de Chile y el desafío país aún pendiente. Además, recordó cómo comenzó su interés por escribir este libro y cómo ideó por primera vez el concepto de “laboratorios naturales”.

Por último, Felipe Larraín destacó los positivos efectos que tendría el desarrollo de laboratorios naturales en cuanto a la regionalización y descentralización, y mencionó las consecuencias económicas considerando la diversificación productiva y el fomento del turismo de especialidad. La ceremonia terminó con algunas anécdotas personales del Ministro, quien se mostró entusiasmado con la idea de contar con una próxima publicación que contemple esta vez una dimensión financiera del asunto.

Laboratorios Naturales para Chile

El libro plantea el desafío de aprovechar las características únicas de Chile y lograr que los mejores expertos del mundo utilicen el territorio nacional como un nuevo y revolucionario laboratorio natural para trabajar en conjunto en las áreas en que Chile tiene ventajas comparativas para hacer ciencia con impacto nacional y mundial.

Chile es un país emergente que se ubica lejos de los principales centros de ciencia de punta, pero tiene características únicas que han sido utilizadas, por ejemplo, en el campo astronómico, lo cual puede ser replicado en muchas otras áreas de la ciencia y la tecnología.

Tiene cielos excepcionales para explorar el universo; acceso privilegiado al territorio antártico y subantártico; eventos naturales extremos como terremotos, erupciones volcánicas e inundaciones, que por su reiterada ocurrencia permiten el estudio y desarrollo de nuevas tecnologías que ayuden a anticipar y resistir mejor estos fenómenos; inmensas extensiones de tierras expuestas al sol en condiciones únicas que posibilitan nuevos estudios de energía solar; y muchas otras oportunidades.